En la copa de un pino

Nos encontramos con un magnifico pino que necesita una poda para permitir la entrada de luz en el jardín.
Vamos a retirar del pino unas 8/10 ramas con un peso de entre 100 y 200Kg aproximadamente. Será necesario emplear un freno flotante y una polea en la parte alta del árbol, que nos va a permitir descender las ramas de forma controlada para evitar que caigan sobre los parterres del jardín.
El trabajo empieza, como siempre, con un buen calentamiento antes de subir a la copa. Una fría mañana, es importante entrar en calor. Una vez revisamos el equipo podemos montar la cuerda de acceso para subir. Una vez arriba se monta la polea en la parte alta de la copa, donde no interfiera con nuestra cuerda de trabajo. Con una copa tan abierta resulta bastante sencillo encontrar la ubicación ideal para la polea y para el salvarramas.
Cuando el equipo de frenado está completamente montado comenzamos a atar ramas y a cortar. Empleamos un cordino de apoyo a la cuerda de apeo para mantener en posición horizontal las ramas durante el descenso. Todo sale según lo previsto.
Creo que podemos decir con total seguridad que hay otro cliente satisfecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

borrar formularioEnviar