Nada hacía pensar que este sería uno de esos días en los que confirmaríamos hasta donde podemos llegar en nuestro trabajo. Guillermito marca un nuevo record podando 15 palmeras en una sola jornada de trabajo: 13 dactyliferas y 2 canariensis de más de 10m de altura.

Llegamos a primera hora de la mañana a la Hacienda. Desde la campiña se puede ver la ciudad de Sevilla casi por completo. Unas vistas increíbles de la catedral destacando por encima de todo nos distraen mientras preparamos el equipo.

A las 7.30 de la mañana Guillermito ya está subido a una palmera de las más reviradas para empezar con fuerza. Comienzan a caer las palmas rápidamente, no es necesario preocuparse en exceso por lo que encontramos debajo. Por suerte la mayoría están dentro de un cercado de bordura de evónimo bastante tupido y muy amplio, que permite avanzar a un ritmo muy bueno.

A media mañana paramos a coger fuerza. Ya llevamos más un tercio del tajo cerrado, limpio y recogido. El podador siempre lleva dos palmeras de ventaja al equipo de recogida. Parece que va a ser un buen día. Empieza a subir la temperatura aunque la mañana aún es fresca.

Cuando queda poco para terminar la jornada de trabajo, casi sin darnos cuenta se han podado 15 palmeras, solo queda recoger la última. Ha sido un día redondo. Todo ha salido a pedir de boca. Otro cliente que va a disfrutar de un trabajo bien realizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

borrar formularioEnviar