Siempre tenemos ese sentimiento contradictorio cada vez que nos vemos ante el apeo de un árbol. En esta ocasión, la fuerte inclinación del tronco obliga a retirar este ejemplar con más de 60 años. La decisión se tomaba con el precedente de la caída de un ejemplar similar el invierno pasado.

Hoy es la prueba de fuego de la nueva biotrituradora Green Mech Eco Arborist. Ya hemos hecho algún tanteo previo para ver rendimientos, pero en esta ocasión trabajará a pleno rendimiento durante varias horas.

Comenzamos podando varias ramas de los arboles contiguos para entrar en calor, pero pronto estamos centrados en el trabajo principal. Mientras Isra se prepara para subir, se va montando el sistema de descenso de cargas. Tras unas nociones básicas Johnny se ve confiado en el freno, y pronto empieza a dominar la técnica con ramas de unos 100Kg.

Poco a poco vamos avanzando por una de las dos grandes ramas de este ejemplar. Mantener limpio el espacio de trabajo resulta complicado porque la retirada se hace por una estrecha escalera a través del garaje. La biotrituradora está marcando un buen ritmo del equipo de recogida.

Casi al finalizar la jornada de trabajo nos queda un tramo de 5m de tronco. Lo apearemos desde el jardín contiguo con la ayuda del tractel para dirigir la caída debido a la fuerte inclinación. De nuevo un cliente sorprendido con nuestro procedimiento de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

borrar formularioEnviar